LUNES 19 de Octubre (Lucas 12, 13-21)

“Procurad evitar toda clase de avaricia.” Hay un componente socio-cultural sustancial en cuanto a la forma en que se valora el tener. De hecho, lo que desde la sociedad del bienestar consideramos bienes esenciales no son sino lujos imposibles para la mayoría de la humanidad. Reside en el corazón del hombre la capacidad de discernir su nivel de apego y de libertad ante los bienes. El ejercicio consciente de la austeridad es una actitud necesaria y urgente que nos humaniza, nos abre a la solidaridad, nos da la posibilidad de ser libres ante la presión del consumismo reinante.